lunes, 7 de enero de 2013

[Descubriendo Galicia] A Coruña

Después de 7 años diciendo este año voy, prometido, y no cumplirlo nunca al fin en 2012 cumplí mi promesa y visite la magnifica ciudad de A Coruña. 



Coruña es una ciudad costera muy bonita, para mí lo más destacable es el paseo marítimo, que es el más largo de Europa con más de 13 kilómetros y se extiende desde el Castillo de San Antón hasta el Portiño. Al ser una ciudad costera y en mar abierto es probable que haga bastante viento durante tu visita por el Paseo Marítimo, por eso si eres friolero como yo y vas a visitar la ciudad en invierno te recomiendo que vayas bien abrigado.



Comenzamos el viaje en el Castillo de San Antón, que es una antigua fortaleza construida en el siglo XVI y que fue usada como edificio defensivo y prisión entre los siglos XVI y XVIII. Fue declarado Monumento Histórico Artístico en 1949 y desde 1994 es considerado un Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento. Desde el año 1968 alberga el Museo Arqueológico e Histórico de A Coruña. El museo conserva y expone piezas prehistóricas e históricas relacionadas con la ciudad y Galicia. Esta es una visita muy interesante y las hermosas vistas desde el Castillo de la ciudad son un imprescindible. 

Continuamos con la Torre de Hércules, que es el faro romano más antiguo del mundo y el único que se conserva en funcionamiento. Fue declarado Bien de Interés Cultural en 1931 y monumento Patrimonio de la Humanidad en 2009. Para mí es el referente de Coruña, cuando me preguntaba que quería ver en Coruña lo primero que me venia a la cabeza era la Torre de Hércules. La verdad es que es muy bonito e impresiona pensar que lleva tantos años ahí impidiendo que los barcos encallen. En los alrededores se encuentra el Parque Escultórico de la Torre de Hércules, por el que recomiendo pasear y observar las esculturas que vamos encontrando por el camino.

Torre de Hércules

Llegados a este punto yo estaba muerta de frío y decidimos realizar una visita de interior así que fuimos al Domus - Casa del Hombre, en este museo puedes conocerte a ti mismo como individuo y como especie, o al menos, ese es su lema. La verdad es que es un museo interactivo muy interesante y divertido. Normalmente los colegios realizan visitas y todos los gallegos han estado alguna vez, pero yo que me crié en Euskadi, todavía no lo había visitado y he de decir que disfrute como una enana. Es una visita 100% recomendable, sobre todo si viajas con niños pequeños que se lo pasaran en grande durante la visita. Desde mi punto de vista, todo el mundo debería visitarlo al menos una vez en la vida.

A la mañana siguiente visitamos el Monte de San Pedro. Desde allí hay una vistas preciosas e increíbles de la ciudad de Coruña, lo que era el antiguo punto defensivo de la ciudad se ha convertido en su mejor mirador. Los inmensos cañones que antes defendían la ciudad ahora señalan al horizonte marcando la mejor puesta de sol de toda la ciudad. La verdad es que es un gusto pasear por allí, es un paisaje idílico donde crear maravillosos recuerdos con tus allegados.



Por la tarde aprovechamos para pasear por la "Ciudad Vieja". En la Plaza María Pita encontramos el ayuntamiento y la estatua a la heroína de la ciudad que da nombre a la plaza. Paseando por sus callejuelas podemos encontrar varias Iglesias y árboles milenarios. También hay sitio para los jardines como el de San Carlos, en el que descansa eternamente Sir John Moore y que tiene un mirador con unas vistas excelentes a la bahía coruñesa.

Como resumen de mi visita diré que, aunque he tardado en visitar esta ciudad, me dejo buen sabor de boca y que espero volver en primavera o verano, para no pasar frío.