martes, 15 de enero de 2013

[Mis viajes por Europa] Los alrededores de Lisboa, la otra orilla del Tajo y Estoril

En esta entrada vamos a viajar por los alrededores de Lisboa. Esos lugares que aprovechando la visita a la capital portuguesa no podemos perdernos. Evidentemente estoy hablando de la visita al Cristo Rey y la línea de la costa hasta Estoril.

Comenzamos el viaje en la estación Cais do Sodré, este es un punto de unión para las líneas de metro, tren y autobus. Además aquí se encuentra también la estación marítima para coger el barco que nos llevará hasta la otra orilla. Cogemos el barco con destino a Calçilhas y una vez llegamos al otro lado, tenemos que coger un autobus que nos lleve hasta el Cristo Rey.



El Cristo Rey es un monumento colosal de 100 metros de altura, con un Cristo con los brazos abiertos en lo alto del mismo, situado frente a la costa de Lisboa. Este monumento es una copia del Cristo Redentor de Rio de Janeiro (Brasil). Su construcción fue impulsada por el Cardenal de Lisboa, quién viajo a Rio de Janeiro en 1934 y quedó tan impresionado con la estatua brasileña que decidió crear un monumento similar en Portugal.  El pedestal de 75 metros de altura está compuesto por 4 pilares que representan los puntos cardinales. En su interior se encuentra la Capilla Nossa Senhora da Paz.

Cristo Rey

Las vistas desde aquí son extraordinarias, ya que el Cristo Rey está situado en un alto desde donde se puede ver el Puente 25 de Abril y toda la zona costera de Lisboa. Y una vez que subes a lo alto del monumento todavía son mejores. 
Puente 25 de Abril

Una vez visitado el Cristo Rey y aprovechando que estamos en la zona costera recomiendo comer un arroz de marisco en cualquiera de los restaurantes que están próximos a la estación marítima. Es un plato típico que no puedes perderte. Las raciones de comida en Portugal son más grandes que en España, para ellos una dosis o ración es para dos personas, así que tenedlo en cuenta a la hora de pedir, que luego da pena dejar la mitad sin probar porque ya no eres capaz de comer más (a mí me paso, avisados quedáis).

Llegados a este momento es hora de volver en el barco a Lisboa. Al llegar cogeremos el tren que sigue la  línea de la costa hasta Estoril
Estoril

Aquí paseamos por la playa y por los jardines del Casino. Próximo al Casino se encuentra el Centro de Congresos de Estoril, dónde había una exposición de cuadros que aprovechamos para visitar.

Jardines Casino de Estoril

Por desgracia nuestro tiempo no dio para más y aquí acabamos nuestro viaje a Lisboa, aunque cómo quedan muchas cosas por visitar espero volver pronto. Recomiendo encarecidamente a todo el mundo que visite esta ciudad, será un viaje del que no se arrepentirá y que le dejará con muy buen sabor de boca, deseando volver cuanto antes.