viernes, 8 de febrero de 2013

[Descubriendo Galicia] El castro de Troña (Ponteareas)

El castro de Troña se encuentra en la parroquia de Pías, a 3 km de Mondariz-Balneario. Está situado a 280 metros sobre el nivel del mar. Se localiza en el monte del Dulce Nombre de Jesús, denominado así por la ermita que se halla en su cumbre.

El recinto del castro posee una forma oval, mostrando amplias terrazas y un ancho foso cavado en la roca, que lo aísla completamente de los montes de A Hermida, situados más altos que él, y que ofrecían un fácil acceso a los enemigos.

Restos castrences
Este castro posee un complejo sistema defensivo, lo que nos muestra la extraordinaria importancia que debió tener en su época. Los restos de las murallas que protegen este castro tienen un ancho de entre 5,5 y 1,5 metros y llegan hasta los 5 metros de altura. En el Nacimiento del castro existe un profundo foso de 18 metros de altura y 10 de ancho en el fondo. Está excavado en la roca y actualmente pasa por él la pista que conduce al castro.

El castro de Troña cuenta en la actualidad con 30 construcciones peculiares por su forma, ya que encontramos castros con todas las formas conocidas planta circular, elíptica, rectangular y cuadrada. Además son muy importantes las variedades de vestíbulos que muestran algunas de ellas.

Restos castrences con forma cuadrada
Restos castrences con forma elíptica
Los materiales arqueológicos encontrados en este castro fueron muy abundantes, destacando cerámica indígena con amplia decoración, ánforas romanas, labras castreñas y molinos de mano circulares, entre otros.

Destacar el importante petroglifo que representa una serpiente en forma heráldica grabado en la roca de una construcción castreña situada hacia el Naciente.

En la parte superior del castro podemos admirar una bella ermita dedicada al Dulce Nombre, dos cruceros de magnífica labra, una fuente y un mirador espléndido hacia el hermoso valle del Tea.

Ermita Dulce Nombre
Crucero
Esta visita es ideal para compaginarla con nuestra visita al Castillo de Sobroso, de que ya os hable anteriormente en mi blog y que podéis leer aquí.

Este castro aunque es pequeño tiene mucha importancia debido a todos los restos que se encontraron en él, por lo que cuando visites el sur de Galicia no olvides hacer un alto en el camino en Ponteareas para visitarlo.