miércoles, 20 de agosto de 2014

[Mis viajes por Europa] Braga

Braga es la tercera ciudad por tamaño de Portugal. Fue fundada por los romanos en el siglo I a.C. con el nombre de Bracara Augusta y fue la capital de la provincia romana Gallaecia. Hoy en día, es una localidad de estrechas callejuelas cerradas al tráfico, repleta de plazas e iglesias barrocas.

Vistas panorámicas desde Bom Jesus do Monte


Nuestra visita a la ciudad en realidad comenzó en Bom Jesús do Monte. Este lugar es uno de los emblemas más reconocibles de Portugal, esta formado por una iglesia neoclásica que se alza en lo alto de una colina, desde donde las vistas sobre la ciudad de Braga son  fabulosas, siempre que las nubes y la niebla no te estropeen el día. Nosotros tuvimos la mala suerte de tener una mañana con nubes, así que nuestras vistas quedaron deslucidas, pero disfrutar de la extraordinaria escalinata barroca que sube hasta la iglesia es una maravilla haga el tiempo que haga. Esta escalinata, llamada Escadaria do Bom Jesus, es el mayor atractivo de este lugar. Esta formada por la Escadaria dos Cinco Sentidos (escalera de los cinco sentidos) con fuentes alegóricas cuyos caños nacen de los oídos, ojos, nariz y boca de las distintas estatuas, y por la Escadaria de las Três Virtudes (escalera de las tres virtudes) con capillas y fuentes que representan la fe, la esperanza y la claridad. La zona de alrededor de la iglesia posee unos jardines y un lago donde se puede disfrutar de un agradable paseo.

Escadaría do Bom Jesus

Retablo de la Iglesia do Bom Jesus

Jardines en Bom Jesus do Monte

Una vez terminada esta visita nos dirigimos al centro de Braga. Allí comimos para reponer fuerzas y por la tarde comenzamos nuestro recorrido por la Braga romana. Empezamos con la visita a la Fonte do Ídolo (fuente del ídolo) un santuario rupestre que en la actualidad se conserva solo parcialmente, siendo uno de los lugares de la ciudad romana más universalmente conocidos debido a sus singulares características. Para la visita se recomienda ver el vídeo que explica los restos encontrados y cómo debía ser en la época que fue construido. El vídeo solo está disponible en portugués o inglés, pero se entiende perfectamente ya que habla muy despacio. La entrada cuesta 1,85€ o 3,05€ si es conjunta con  las Termas romanas, que fue la entrada que compramos nosotros ya que también íbamos a visitarlas. 

Fonte do Ídolo

Continuamos ahora hacia la colina del Alto de la Cividade, en el interior de una amplia área protegida y cercada, se ubican las únicas termas públicas romanas conocidas hasta el presente en Braga. Estas termas romanas están clasificadas como Monumento Nacional integrando un área de especial protección. En esta visita también veremos un vídeo que nos explica como eran las termas en un principio y todos los cambios que fueron sufriendo a lo largo del tiempo. Después en el exterior veremos los restos musealizados de las termas y unos restos aun sin excavar de lo que era un coliseo.

Termas romanas

Terminamos la vista a la época romana en el Museo Don Diego de Sousa, museo arqueológico que nos muestra en la primera sala las colecciones desde el Paleolítico hasta la Edad de Hierro de la zona del Miño y en las tres salas siguientes las colecciones de objetos de la época romana de la ciudad de Braga. Bajo el edificio de servicios del Museo se conservan vestigios de una habitación "in situ" de la época romana, ya que encontraron un mosaico.

Mosaico

Una vez terminada la visita a Bracara Augusta, fuimos a visitar la Sé de Braga (Catedral de Braga), el templo más antiguo de Portugal y donde podemos observar varios estilos, distinguiendo entre la estructura románica, el recubrimiento manuelino y los adornos barrocos. Podemos acceder al templo por el pórtico oeste o por un patio y un claustro bordeado de capillas góticas en el lado norte. Conectada a la iglesia encontramos la Sala del Tesoro (entrada 3 €), con bastantes objetos eclesiásticos y el Coro (entrada 2 €), donde veremos de cerca los fascinantes órganos y su dorada sillería, en una visita guiada, que también nos llevará por algunas de las capillas. Nosotros tuvimos la suerte de escuchar uno de los órganos (el más grande con más de 2000 tubos) ya que había una boda y es una experiencia maravillosa. La visita al coro y las capillas merece mucho la pena y os la recomiendo, pero la Sala del Tesoro no tiene nada que no se pueda ver en otros lugares gratuitos o con un coste menor. Por ejemplo, en Guimarães visitamos el Museo Alberto Sampaio por 1 €, pero eso ya os lo contaré la semana que viene.

Sé - Catedral de Braga
Exterior Sé - Catedral de Braga por el lado norte

Claustro Sé - Catedral de Braga

Por último visitamos el Museo dos Biscaínhos, instalado en el Palacio del mismo nombre y que debe su denominación a la toponimia de la calle. La entrada cuesta 2 € y dentro encontraremos una exposición permanente que pretende ilustrar la forma de vivir de la sociedad portuguesa en una casa señorial del periodo barroco. El edificio fue fundado en la primera mitad del siglo XVII y ampliado en el siglo XVIII y está complementado por unos magníficos jardines que son patrimonio histórico, artístico y ambiental del siglo XVIII. Dada su importancia, el conjunto del inmueble y los jardines están clasificados como de Interés Público. El Museo cierra a las 5:30 y os recomiendo llegar antes de las 5 si no queréis perderos nada.

Jardines del Palacio - Museo dos Biscaínhos

Azulejos en el interior del Palacio - Museo dos Biscaínhos

Patio interior del Palacio - Museo dos Biscaínhos

A la salida del museo entramos de nuevo en el casco histórico por el Arco da Porta Nova (arco de la puerta nueva) nuevo desde 1512 cuando D. Diego de Sousa la mando abrir, estableciendo el eje fundamental de circulación intramuros. El arco monumental que hoy se ve fue construido a expensas de la corona en 1772/73.

Arco da Porta Nova

Continuamos por la calle do Souto y nos encontramos con el Largo do Paço. El palacio constituía la sede de la República Bracarense hasta que fue extinguida definitivamente en 1790 por la primera reina de Portugal.

Largo do Paço

Giramos ahora a mano izquierda y descubrimos el fascinante Jardín de Santa Barbara.

Jardín de Santa Barbara

Continuando nuestro camino por la calle del Souto, encontramos a mano izquierda la calle Castelo donde se alza la Torre da Menagem, cuadrada, almenada y cercada por una tapia, es lo único que queda de un palacio medieval fortificado.

Torre da Menagem

El barroco en Braga da para mucho más, pero para mí estas eran las cosas más interesantes que visitar en un día en Braga, quizás en el futuro vuelva a ver todo lo que no tuvimos tiempo en este viaje.